Tumba Francesa "La Caridad de Oriente"

Tumba Francesa "La Caridad de Oriente"

La Tumba Francesa "La Caridad de Oriente"  es una agrupación músico-danzaria,  declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en la categoría de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, en el 2003.

Esa manifestación cultural llegó a Cuba con los esclavos haitianos, trasladados a la parte oriental del país tras las revueltas que sacudieron Haití en 1790. Es una tradición auténtica que perdura hoy en día, nacida de la fusión de ritmos y cantos del África Dahomeyana (Níger, Congo y Benín), con las danzas francesas en el Caribe.

La Tumba Francesa "La Caridad de Oriente" forma parte del mejor legado de sus ancestros esclavos y esclavistas que testimonian uno de los hechos históricos más significativos de la América Colonial: la Revolución Haitiana y fue fundada el 24 de febrero de 1862.

Tuvo sus orígenes en el siglo XVIII, cuando los amos franceses permitían a sus dotaciones de esclavos divertirse en los días de celebraciones. Se le denomina “tumba” al tener una base rítmica dada por los tambores africanos, y “francesa”, ya que el hombre esclavo, propiedad de los colonos franceses, se apropió de danzas, vocablos para los cantos y elementos del atuendo de los amos, con gran sentido de refinamiento pero humildes en sus tejidos.

Entre las peculiaridades de la Tumba Francesa se destaca la combinación armónica de la elegancia del baile francés, la liturgia de las creencias religiosas africanas, el lirismo de las canciones y la sonoridad de los toques de los tambores o tumbas, instrumentos cuidadosamente realizados manualmente por técnicas autóctonas de las comunidades que cultivan esa manifestación artística y que se ha trasmitido de padres a hijos por siglos.

La Tumba Francesa "La Caridad de Oriente"  tiene entre sus bailes el masón, el yubá y el frentec. El primero, danza en parejas que imita al baile de salón de los amos franceses: el composé (canta y compone) empieza con una alabanza, mientras un coro femenino lo secunda con el estribillo.

El Baile de la Cinta de la Tumba constituye uno de los más impresionantes, pues la habilidad y la destreza superan las expectativas visuales.

Los instrumentos empleados son 3 grandes tambores denominados premier o cortador, bulá y second; el catá, una madera de tronco ahuecado, se toca con 2 palitos; la tambora se cuelga al cuello y los chachse utilizan para aumentar la sonoridad. En la tumba santiaguera se agrega un quinto para que la percusión sea más penetrante.

País
Cultura
Año de nacimiento
24 de febrero de 1862
Manifestaciones culturales
Danzas y músicas
También te puede interesar

Altares de la religión Yoruba

Los altares yorubas en Cuba varían en sus formas y dimensiones, y esto está en correspondencia con las posibilidades de cada practicante de la religión, no se le construyen grandes y majestuosos templos, pero sí se tienen en cuenta normas básicas, relacionadas a las características del santo.

Jerarquía en la religión Yoruba

La Jerarquía en la religión Yoruba entre los practicantes está dada en su máximo nivel por el Babalawo, el cual tiene el mayor conocimiento y manejo del Ifá  -donde están las bases de la religión- cuyo nombre proviene de la unión de las palabras baba, que significa padre, y awo, que significa sabio.

Guía de Viaje de Islas Turcas y Caicos

En las Islas Turcas y Caicos el viajero queda maravillado por sus destinos turísticos de gran belleza, con paisajes encantadores rodeados de aguas cristalinas.